Saltear al contenido principal
¡Déjanos ayudarte!   966 410 440

Publicidad en Internet

La publicidad en Internet es un valor en alza. Según un estudio publicado recientemente por Infoadex, la base de datos más completa sobre la publicidad en España, la inversión publicitaria en la red durante el primer semestre de 2016 superó los 223 millones de euros, situándose solo por detrás de la televisión y los diarios. Pero, además, fue el medio en el que más creció la inversión en publicidad respecto al mismo periodo de 2015.

Estos datos demuestran que invertir en publicidad en Internet es una buena decisión. Los usuarios sustituyen cada vez más los medios tradicionales por los medios online, a la hora de buscar información, ofertas de entretenimiento, reseñas, compras o realizar consultas de cualquier tipo. Por este motivo los anunciantes han puesto toda su atención en la red para publicar sus anuncios, ya que consideran Internet una cantera inagotable para aumentar los impactos.

Las marcas no cesan de buscar formas más eficaces de darse a conocer y nuevos canales que les sirvan para que sus mensajes publicitarios lleguen a un mayor número de clientes. Las empresas grandes, desde luego, ya son conscientes del poder de la publicidad online, pero lo mejor de todo es que son los negocios pequeños los mayores beneficiados: los precios son mucho más asequibles que en los medios tradicionales, los resultados se pueden medir de forma concreta y concisa y el alcance es casi ilimitado.

Además, la publicidad en Internet presenta una larga lista de ventajas:

  • Está disponible 24 horas al día.
  • Ofrece herramientas gratuitas para el diseño de campañas.
  • Los formatos son variados y se adaptan a las necesidades del anunciante.
  • Es rápido y permite ir modificando campañas sobre la marcha.
  • Es barato y relativamente sencillo, gracias a herramientas como Facebook Ads o Google AdWords.
  • Permite una mayor segmentación de la audiencia.
  • La comunicación es interactiva y bidireccional.
  • Ofrece un alto grado de efectividad.

En vista de todas estas ventajas, vamos a ocuparnos ahora de ver qué tipos de publicidad online existen y cuáles son los más utilizados por los anunciantes.

El archiconocido banner

Es quizá el formato de anuncio en Internet que más le suena al gran público. Quizá porque fue el primero en aparecer en la red.

Un banner es un espacio publicitario que ubicamos en un lugar concreto de una web para anunciar productos o servicios de otras empresas. Puede tener distintas formas y dimensiones, aunque interesa que sea bien visible para que no pase desapercibido al usuario. El objetivo es que el cliente potencial clique sobre él y vea el contenido que queremos ofrecerle.

Es un tipo de publicidad online muy usado por marcas conocidas y consolidadas, que no necesitan hacer esfuerzos ingentes para llamar la atención de los clientes potenciales. Estas marcas muestran sobre todo sus elementos corporativos más conocidos y centran el esfuerzo en convencer al usuario para que compre un producto determinado que se detalla en la landing page a la que lo dirige.

En los últimos tiempos, los banners han incorporado también vídeos o elementos interactivos y han desatacado todavía más los botones de llamada a la acción. Su ventaja es que se puede elegir formato y dimensiones para ajustarse a las particularidades de la página donde aparece. Últimamente, algunos banners permiten, incluso, hacer scroll sobre ellos.

El poder el Email Marketing

Está en constante evolución, para idear nuevas formas que eviten que el correo publicitario vaya directamente a la carpeta de spam o sea borrado automáticamente por el receptor.

Para ello, se han perfeccionado las técnicas y se esconden los mensajes publicitarios dentro de correos personalizados, amables y empáticos con el usuario. Amazon es el mejor ejemplo a la hora de analizar cómo sacarle todo el partido a este medio de publicidad online. Su enorme base de datos les permite enviar ofertas personalizadas a los usuarios, en función de sus gustos, edades, preferencias o fecha del calendario. Con lo cual, hay mayor probabilidad de que al receptor le interese lo que se le ofrece. Es el resultado de una gestión eficaz de la información disponible sobre cada cliente.

Aquí juega a nuestro favor las herramientas que tenemos disponibles para confeccionar correos atractivos, de diseño exquisito, bien estructurados, con colores evocadores y mensajes que ponen el acento donde más nos interesa: oferta o promoción exclusiva, últimos días, Black Friday, …

Al final, el usuario debe sentir que nos dirigimos concretamente a él porque sabemos lo que le gusta y no podemos permitir que deje pasar la oportunidad.

Pop-UP: molesto a veces, efectivo casi siempre

El Pop-UP aparece como una ventana emergente en la pantalla del usuario cuando accede a una web. Es bastante incómodo, sobre todo porque a veces se tarda un poco en poder cerrarlo para continuar visitando el sitio. De hecho, todavía es peor cuando el visionado se realiza desde la pequeña pantalla del móvil.

La principal desventaja es que este anuncio aparece sin seleccionarlo, de forma invasiva y, en ocasiones, con vídeo o sonido que pueden ser muy molestos. Suelen mostrar botones que llaman a la acción del usuario, como subscribirse, dejar los datos, etc. Si se consigue, las marcas aprovechan esta información para enviar posteriormente mensajes menos invasivos y ya personalizados.

El Blog, un buen marco publicitario

La publicidad en blogs es una de las más activas dentro de Internet.

Son espacios específicos de profesionales o marcas, donde se ofrece contenido original y de calidad expresamente creado para los seguidores. La publicidad en estos sitios puede tener forma de storytelling, para apelar a la parte emocional del receptor.

También puede consistir en contenidos patrocinados, por los que los blogueros más famosos o conocidos reciben alguna contraprestación, ya sea económica o en productos de la marca.

La publicidad en los blogs puede aparecer en formato de vídeo, gráficos, infografías o simples menciones o recomendaciones del producto o servicio en cuestión.

El móvil, el canal publicitario que más crece en la red

¿Quién no ha recibido un SMS con ofertas de una marca, la presentación de un nuevo producto o servicio o invitaciones a descargar aplicaciones?

Los teléfonos inteligentes van ganando terreno al resto de dispositivos y los anunciantes lo saben. Los llevamos encima siempre, estamos pendientes de ellos a todas horas y es la forma más segura para que el receptor reciba el mensaje publicitario. El SMS Marketing y los anuncios a través del WhatsApp son cada día más habituales. Pero hay que ser cuidadosos, para no invadir demasiado la privacidad del usuario.

La mayoría de marcas crean versiones de sus anuncios adaptadas a los Smartphone, para sacarles todo el partido. Muchos incluyen textos y enlaces que llevan al usuario a donde quieren los anunciantes.

Las redes sociales y sus tarifas competitivas

La publicidad en plataformas como Facebook o Twitter es tendencia y la razón es evidente: el número de usuarios crece y crece sin parar. Pocas son las empresas que prescinden ya de este canal para anunciarse, divulgar promociones y captar seguidores de la marca. De hecho, las redes dan también la oportunidad a los usuarios particulares de pagar para promocionar sus contenidos: posts, imágenes, infografías… no es un canal exclusivo para las empresas o profesionales.

De todas ellas, Facebook es la que mejor está sabiendo explotar el filón. Facebook Ads permite promocionar una página, una web, un evento o una aplicación en su plataforma. Permite crear anuncios con texto, imágenes, vídeos o elementos gráficos que aparecen en el perfil de los usuarios a los que nos interesa llegar y el anunciante paga solo por los clics recibidos.

Además, puede aparecer con el formato de cualquier otra publicación habitual en nuestro muro, por lo que no provoca tanto rechazo por parte del receptor. La clave de su éxito es que permite segmentar mucho al público objetivo al que nos dirigimos, en función de una larga lista de criterios que podemos seleccionar: edad, sexo, aficiones, ubicación, etc. Y, sobre todo, que sus tarifas son muy baratas en comparación con la de los medios publicitarios tradicionales, como vallas publicitarias, prensa, radio o televisión.

Por su parte, Twitter también se usa mucho como plataforma publicitaria en Internet, pero sus mensajes son mucho más volátiles, menos duraderos, y pueden llegar a pasar desapercibidos.

Los vídeos, precedidos por anuncios

Pocos son ya los vídeos que visualizamos en YouTube o Vimeo, entre otras plataformas y que no nos llegan precedidos por un anuncio publicitario. En ocasiones, puedes saltarlos después de que hayan pasado unos segundos, pero últimamente están muy de moda los anuncios cortos, de 5 o 6 segundos que se reproducen de manera íntegra.

Se trata de un buen sistema publicitario dentro de Internet porque el contenido audiovisual es muy atractivo para los usuarios y, por lo general, atrae enseguida su atención.

Dentro de este capítulo también se incluyen los banners con vídeo a los que hacíamos referencia un poco más arriba. Y, otro formato, que consiste en mostrar un mensaje publicitario sobreimpreso encima del vídeo que puede ser cerrado a voluntad del usuario. En concreto, esta última propuesta nos gusta porque es poco invasiva y respeta la voluntad del receptor.

Cualquiera de estas formas publicitarias en Internet puede ser la adecuada. Lo mejor es definir bien a tu público objetivo para saber por dónde se mueve en la red. Una vez localizado, publicita su mensaje en su medio natural dentro de Internet. Comprobarás enseguida su efectividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba