Saltear al contenido principal
¡Déjanos ayudarte!   633 654 200

¿Qué es un hosting o alojamiento web?

Un hosting, también es llamado alojamiento web, y hace referencia a un servicio que consiste en almacenar información en un servidor, sea texto, imágenes, vídeos y otros tipos de contenidos. Un alojamiento web puede estar localizado en cualquier lugar del planeta y tiene como objetivo final proveer el contenido requerido por los usuarios por medio de la web. Esto lo realiza a través de una transferencia de archivos desde una dirección IP. En palabras sencillas, un hosting es el espacio que ocupa un sitio web en la red.

Tipos de servidores

En el mercado existen muchas empresas dedicadas a ofrecer servicios de alojamiento web y muchas veces los clientes desconocen cuáles son los principales tipos y sus principales características o ventajas. Esto es importante ya que para contratar un servicio de hosting es necesario tener estas consideraciones al decidir cuál servicio escoger dependiendo de las necesidades de cada Empresa. Se conocen de varios tipos de servidores sin embargo tres de ellos son los más conocidos y los más importantes.

Servidores dedicados

Estos servidores ofrecen alojamiento web dedicado a un único cliente. Es decir, el servidor es utilizado sólo para un sitio web. Pero también podrían prestar servicios de alojamiento compartido, como en el caso, por ejemplo, de una empresa que ofrece servicios de posicionamiento SEO y adquiere un servidor de este tipo para brindar servicios de hosting a sus clientes. El servidor dedicado puede ser recomendable para programación o desarrollos complejos. Este tipo de servidores ofrece varias ventajas al cliente ya que el mismo dispone exclusivamente de todos los recursos del servidor, no se comparte con otros clientes. Su configuración puede adaptarse completamente a las necesidades particulares del cliente por lo que el cliente puede realizar cualquier clase de configuración e instalación de software. En este tipo de servidores hay mayor control sobre las aplicaciones del servidor web y tiene mayor velocidad. Además, las actualizaciones de seguridad y mantenimiento se realizan fácilmente y de manera más controlada.

Servidores compartidos

Los servidores compartidos permiten alojar a clientes de varias páginas webs en un mismo servidor web. Es una opción recomendada para pequeñas y medianas empresas, suele ser económico debido a que se comparte con muchísimas personas o usuarios, por lo que el costo disminuye para cada uno. A pesar de la cantidad de personas que pueda compartir un mismo servidor, suelen tener un buen rendimiento. Este tipo de servicio es adaptable a páginas personales (un blog, por ejemplo), a profesionales o a pequeños negocios y dada su flexibilidad es una opción muy económica ya que es compartido por muchísimas personas. Puede aguantar mucho tráfico, mucho más que suficiente para la mayoría de los casos, ofreciendo una disponibilidad muy razonable, garantizado una del 99,9%. Usualmente se encuentra caído máximo el 0,1% del tiempo.

Servidores VPS

Un servidor virtual privado (VPS) consiste en un servidor privado, el cual genera un espacio único dentro del mismo ofreciendo total independencia para la elaboración y desarrollo de sitios webs y contenidos específicos. Este servidor puede ser recomendable para aquellas páginas webs que no necesiten ningún tipo de programación complicada ya que presenta ciertas limitaciones técnicas, por lo que los administradores webs deberán adaptarse a las alternativas del servidor. Este tipo de servidor tiene un esquema flexible, adaptable a la demanda, otorgando mayor independencia ya que no se comparte con otros clientes, por lo que no se ve comprometido por la actividad de estos. Teniendo un solo servicio se puede alojar distintas páginas webs como cuentas de alojamiento diferenciadas y adaptadas a distintas necesidades, ofreciendo la posibilidad de crear varias particiones independientes de alojamiento.

Diferencias entre los principales servidores

Los servidores dedicados son máquinas usadas para el servicio web que se ofrece a los clientes basado en un contrato de alquiler exclusivo. Los clientes disfrutan del rendimiento del servidor sin tener que depender del consumo de recursos de otras personas ajenas. En este sentido, este tipo de servidor consiste en un plan para clientes de webs profesionales que requieren total acceso a su máquina y rendimiento máximo de ésta, dadas las características de su proyecto en la web. A diferencia del servidor dedicado, el uso de los servidores compartidos no se hace exclusivamente por un solo cliente, sino por muchos, es por ello que es llamado “servidor compartido”. En este sentido, los clientes comparten el uso y el rendimiento del servidor, lo cual hace que se abaraten los costos. Este plan es ideal para quienes estén empezando con una página web en Internet. Por su parte, los servidores virtuales privados (VPS), se refieren a particiones dentro de un mismo servidor, las cuales trabajan de forma independiente. Esto hace que los recursos del servidor sean más limitados. A pesar de sus condiciones, este tipo de servidor permite que sus clientes disfruten total y exclusivamente de una parte de sus características, rendimiento y potencia sin tener que compartirla con otros o depender del uso de los demás clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba