Saltear al contenido principal
¡Déjanos ayudarte!   966 410 440

Cómo evitar el contenido duplicado

Debes saber que el contenido duplicado es uno de los problemas más extendidos del posicionamiento en buscadores y, curiosamente, uno de los menos atendidos. Usualmente se habla sobre cómo optimizar un sitio web para los buscadores, cómo obtener enlaces, sin embargo muy poco se hace mención acerca de los molestos contenidos duplicados.

El asunto es que, si tu web se está llenando de páginas repetidas, será sumamente difícil que los motores de búsqueda le otorguen una buena valoración, por lo que resulta realmente importante reducir el problema. A continuación te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el contenido duplicado.

¿Qué es el contenido duplicado?

El Contenido duplicado se refiere a cualquier texto que esté repetido en más de un sitio web, sea en tu mismo sitio o fuera de él. Sucede en el momento en que una página de tu web se muestra en varias URLs. Asimismo, también sucede cuando un spammer copia el contenido de tu sitio, lo modifica un poco y lo coloca en el suyo.

Puede parecer que los contenidos duplicados constituyen un tema poco importante, sin embargo, en realidad suponen un grave problema. Cualquier internauta que esté usando Google espera diferentes resultados y no los mismos repetidos a cada rato. Para evitar esta repetición este buscador filtra las copias del contenido duplicando evitando que se muestren.

Todo este proceso de filtrado es transparente. Necesariamente no tienes por qué saber que tus páginas han sido marcadas como duplicadas, llegando a pensar que estas son originales y generan tráfico, y el motor de búsqueda verlo de otra forma. Si este es tu caso, estarás perdiendo la oportunidad de aparecer en los primeros resultados de búsqueda, sin que te des cuenta.

¿Cuáles son las consecuencias del contenido duplicado?

Es primordial que conozcas los problemas que puede generarte tener contenido duplicado en tu sitio web que podrían afectar tu posicionamiento SEO. Entre los más importantes están:

Páginas inadecuadas. Poseer distintas páginas para un mismo contenido significa que le das la opción al buscador para que elija la página adecuada, lo cual no es buena idea porque el motor de búsqueda puede seleccionar una versión diferente a la que tu deseas.

Peor visibilidad. El buscador al seleccionar una página incorrecta, podría terminar mostrando una copia poco relevante o de baja calidad que la página que realmente quieres, y en consecuencia, posicionarla mucho peor de lo que estaría la versión buena.

Indexación deficiente. El registro o la indexación de tus páginas, podría verse influenciada ya que el motor de búsqueda invierte su tiempo averiguando páginas duplicadas, en vez de las páginas que realmente importan. En muchas ocasiones el contenido duplicado puede llegar a ocupar una gran porción de páginas.

Desperdicio de enlaces. Las páginas que están duplicadas pueden recibir enlaces y disminuir la fuerza de tus contenidos, aumentando fuerzas en una sola página.

Valoración errónea. El motor de búsqueda tiene la potestad de decidir que el contenido que generas forma parte de un dominio que no te pertenece, por lo que al momento de obtener su página de resultados tendrá en consideración dicho dominio, excluyendo el tuyo.

Cabe destacar que Google al detectar contenido duplicado te sancionará filtrando tu página para que no se muestre en los resultados de búsqueda.

¿Cómo librarse del contenido duplicado?

Ya sabes que a los motores de búsqueda como Google no les agrada el contenido duplicado debido a que ofrece una pobre experiencia al usuario. De manera que si tu página posee contenido duplicado, deberás hacer todo lo posible para erradicarlo. A continuación te mostramos las principales opciones que existen para resolver el problema:

Usa Rel Canonical. Esto consiste en la etiqueta “rel=canonical”, la cual se creó, precisamente con el objetivo de resolver este problema, por lo que es la mejor solución. Esta consiste en una línea de código que se encuentra dentro de la sección <head> del código HTML del sitio web, la cual le indica al motor de búsqueda cuál versión de la página es la buena, la correcta.

Elabora redirecciones 301. Esto es lo que más se recomienda cuando no puedes utilizar la etiqueta canónica, cuando estableces el dominio canónico o cuando mueves el contenido de una página a otra. Las redirecciones 301 consisten en comandos incluidos dentro de un archivo llamado .htaccess, que se está en el directorio raíz de tu dominio.

Rechaza el acceso a los robots. Para que evites que los buscadores hallen páginas repetidas en tu web, puedes usar la etiqueta meta robots o del archivo robots.txt.

Gestiona los parámetros de URL. Si el contenido duplicado está por parámetros, puedes decirle a Google cuáles no debe tomar en cuenta en Rastreo /Parámetros de URL, en sus herramientas para webmasters.

Reescribe contenidos o unifica páginas. Estas son unas de las opciones más sensatas cuando los contenidos de tus páginas son iguales o muy parecidos.

Contenido duplicado por terceros. En este caso, puedes solicitar amablemente que lo eliminen a través de un correo electrónico. Si no funciona, solicita que por lo menos coloquen un link a la página que han copiado de tu web, ya que facilitará al motor de búsqueda a identificar la fuente u original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba